Si la idea de bebidas post-trabajo para una primera cita le parece "predecible", entonces tal vez este consejo de la Dra. Helen Fisher lo ayude a aliviar algunas de sus ansiedades. El antropólogo biológico le dijo al Washington Post que las bebidas son la mejor actividad para la primera cita. Puede parecer aburrido o agotado o "básico", pero eso es porque en realidad es una inversión realmente efectiva de tiempo y energía en la era de las citas en línea. Ella alentó a los fanáticos de Tinder y demás a no sentirse tímidos por saltarse la cena o una primera cita costosa basada en actividades en lugar de tomar un par de copas en su lugar local de la hora feliz.

Si bien es obvio que es importante evitar ser destrozado, por razones de seguridad, entre otras cosas, Fisher señala que este tipo de fecha "está extremadamente bien construido para recopilar datos sobre un posible socio". Dice Fisher: "Vas a terminar siendo más social, más hablador y mostrando más de lo que eres".

Un cóctel o dos pueden relajarte lo suficiente como para calmar los posibles nervios de la primera cita, además de que puede ayudarte a bajar tus defensas de la mejor manera, al permitirte quitarte un poco la armadura emocional y ser más vulnerable. Tu cita tiene una mejor oportunidad de verte por quién eres realmente y evaluar si serás compatible o no. ¡Y lo mismo vale para ti evaluándolos!

"La primera cita realmente debe ser solo para cócteles, porque realmente no debes invertir mucho dinero o tiempo. Es un aspecto ", dijo Fisher. Esto puede ayudar a mitigar la decepción si su cita resulta ser un fracaso total. Al menos no perdió una gran parte de su cheque de pago o un precioso tiempo libre para alguien que mintió en una explicación detallada. historia acerca de cómo es un escritor en Broad City . El dinero y el tiempo son recursos valiosos para usted que no deben desperdiciarse en un ser humano que encuentra vagamente atractivo basado en cinco fotos, 500 caracteres y un puñado de mensajes educados y pequeños. que nadie muestra ninguna creencia demostrablemente problemática.

Beber en exceso es el mejor lugar, argumenta Fisher, para medir la compatibilidad. Puedes evaluar si te atrae físicamente o no IRL. Puedes evaluar si eres o no pherónicamente compatible (¿sabes, esas personas cuyos olores naturales no puedes soportar?). Y puede evaluar estratégicamente su personalidad, al igual que sus creencias fundamentales, cómo interactúan con los empleados y cómo responden a su expresión auténtica de sí mismo.

En otras palabras, una primera cita no se trata de que le agrades a alguien: se trata de medir la compatibilidad. Y si no eres compatible, puedes quedarte tranquilo después de la primera ronda.