No es exactamente un secreto que el ejercicio regular puede mejorar tu estado de ánimo y llevarte a una mayor felicidad, y como resultado, es posible que ni siquiera tengas que aprovechar todo para obtener algunos de los beneficios. Un estudio reciente publicado en PLOS One sugiere que el ejercicio de pequeñas cantidades puede mejorar su estado de ánimo de manera considerable, sin necesidad de maratones. Muchos de nosotros podríamos usar un ascensor ahora mismo, no importa cuán pequeño sea, por lo que este estudio podría ofrecer una manera sencilla de mejorar su estado de ánimo.

Para el estudio, los investigadores rastrearon a más de 10, 000 participantes que descargaron una aplicación de la tienda de aplicaciones de Google en sus teléfonos Android. A diferencia de las aplicaciones de acondicionamiento físico estándar, esta tenía un elemento adicional: junto con el seguimiento de su ejercicio, pediría a los usuarios que calificaran su nivel de felicidad en cualquier momento.

Para rastrear su correlación de felicidad con su ejercicio, la aplicación hizo dos cosas: primero, registró su ejercicio (aunque, por supuesto, solo si el usuario tenía su teléfono cuando estaba trabajando). En segundo lugar, después de varias semanas de uso, la aplicación preguntó a los usuarios si habían estado caminando, sentados, de pie, corriendo u otra actividad en los últimos 15 minutos.

¿El resultado abrumador? Literalmente, casi cualquier grado de actividad física, incluida la caminata ligera, realizada en los 15 minutos anteriores pareció mejorar el estado de ánimo de los usuarios. De hecho, la mayoría de las personas no habían estado haciendo un entrenamiento intenso para un triatlón, sino que simplemente caminaban un poco.

Estos hallazgos son importantes por varias razones. En primer lugar, en una cultura que puede ser obsesiva con el aspecto de las personas, es empoderante saber que mover su cuerpo no tiene que ser sobre cambiar su cuerpo en absoluto. Puede tratarse de mejorar su propia felicidad y salud mental, incluso si no hay necesariamente un resultado físico.

En segundo lugar, estos resultados son especialmente importantes cuando se considera la cantidad de personas que se cuidan a sí mismas hasta que se dan cuenta de que ya están vacías y están totalmente quemadas. Hacer un poco de ejercicio ligero de forma regular no necesita un objetivo más allá de aclarar la cabeza y golpear su estado de ánimo.

El ejercicio ligero, como caminar por su vecindario, también puede ser una excelente manera de conectarse con su comunidad, ponerse al día con amigos o romper una noche de Netflix con su pareja. Lo más importante es que el ejercicio liviano puede hacerte más feliz, y definitivamente te lo mereces.