Oh, la falda midi. Destaca de manera infame la parte más poco favorecedora de su pantorrilla, es recatada hasta el punto de estar tapada, y la sección de "faldas" de cualquier tienda de segunda mano legítima siempre está llena de midis en telas que inducen el terror, como pana y denim. Pero cuando el midi se hace bien, es sorprendentemente inesperado: ni el maxi exagerado, ni el mini super revelador, sino una tímida declaración de feminidad despreocupada.

"Falda midi" de Google y encontrarás una gran cantidad de sitios web que insisten en que debes usar tacones con un midi en todo momento o parecerás un tocón de árbol. Ingnóralos. La clave no es el zapato, es la longitud de la falda en sí. Quieres algo que golpee justo debajo de la rodilla, antes de que la pantorrilla se doble, o justo debajo de la parte más ancha de la pantorrilla, como una falda maxi que le da miedo al agua.

Encontré esta falda midi rosa pétalo en una tienda de artículos de segunda mano, y me enamoré del bordado en la parte inferior, me recordó algo que podría vender Anthropologie (lo sé, soy un imbécil para la cultura del consumidor). Así es como lo usaría (constantemente) durante los próximos meses.

1. A finales del verano: falda midi + top con película (escondido) + cinturón estrecho + sandalias brillantes.

Una falda midi combinada con sandalias es la manera perfecta de mantenerte fresco a fines del verano sin tener que recurrir a los vestidos maxi sin mangas que todos llevan en este momento. Además, hay algo acerca de la longitud que se inclina hacia adelante para caer mientras aún se mantiene despreocupado y calentado por el sol. Es la pieza de transición perfecta.

2. Principios del otoño: falda midi + mocasines + sudadera gráfica.

Una falda midi combinada con mocasines es una clase de Oxford de 1980, o al menos eso es lo que me estoy diciendo a mí mismo. Me encanta cómo la sudadera vintage (la mía dice "California Sailing", la conseguí en Portland por $ 14, no es un gran problema) compensa la belleza total de una falda swoopy.

3. Salida nocturna: falda midi + suéter boyfriend + tacones Hitchcock.

La gente dice que tienes que combinar un midi con algo apretado en la parte superior: un corpiño recortado, una camiseta de segunda piel. Yo (y Rochas) digo que puedes andar por la ciudad sin problemas en algo un poco más misterioso.