A menudo nos llevan a creer que cuanto más caro es algo, mejor funciona. Esto es especialmente cierto cuando se trata de productos de belleza. Los champús costosos prometen promover el crecimiento en menos tiempo del que se tarda en volar por todo el país, y las fundaciones lujosas que brindan una cobertura total aseguran que pueden hacer todo, excepto hacerte un brindis de aguacate por la mañana. Pero incluso si tuviera que clasificar todas las herramientas de belleza más exclusivas en cuanto a su eficacia, todas serían superadas por la versatilidad y la asequibilidad de un Q-tip. Hay tantas formas de usar Q-tips que es bastante difícil pensar en algo que no pueden hacer. La mayoría de nosotros confiamos en ellos para ayudarnos a mantener nuestras rutinas de belleza simples y rápidas, y para hacer retoques sobre la marcha sin estrés.

Pero los Q-tips pueden hacer mucho más que enseñarnos cómo hacer el ojo de gato perfecto. ¡Son excelentes para manualidades, bricolaje de bodas, mejoras para el hogar e incluso actividades después de la escuela para niños! ¡Y tenemos pruebas! Nos hemos asociado con Q-tips para mostrarte cuán funcionales son estos pequeños. Una vez que haya visto de qué estamos hablando, no le sorprenderá saber que la "q" en "Q-tips" significa "calidad".

Haz clic aquí para aprender seis hacks que no sabías que podrías hacer con Q-tips.

Esta publicación está patrocinada por Q-tips.