Cuando las personas hablan de "alimentos reconfortantes", por lo general quieren decir algo caliente, grasiento y no terriblemente nutritivo. Pero los alimentos pueden ser reconfortantes de una manera diferente. Las personas ricas en ciertos nutrientes (como el triptófano y los probióticos) pueden estimular la producción de neurotransmisores y hormonas, lo que a su vez puede provocar aumentos de humor a corto y largo plazo. Sentirse bien de automedicarse con los siguientes cinco alimentos.

1. cacao

Se ha demostrado que el cacao aumenta la concentración, los estados de ánimo y el flujo de sangre al cerebro. Está lleno de minerales y polifenoles que tienen efectos cerebrales beneficiosos. Un estudio publicado a principios de 2013 encontró que el cacao podría aumentar los sentimientos de calma y satisfacción, y un estudio de 2010 encontró que podría ayudar a aliviar la fatiga mental. Sin embargo, el dulce de chocolate típico contiene poco cacao (y mucha grasa y azúcar), así que busque chocolate negro, cuanto más alto sea el contenido de cacao o cacao, mejor. Hey, tal vez este pastel de chocolate con arándanos tiene beneficios para la salud!

2. yogur griego

Los científicos están aprendiendo que los probióticos, como las culturas vivas que se encuentran en el yogur griego, pueden tener un efecto grave en el estado de ánimo y en la salud mental en general. Parece que la composición de las bacterias intestinales es casi tan importante para la producción de neurotransmisores como el ambiente en el cerebro. En ratones, el consumo de probióticos condujo a menos ansiedad y más energía, y los científicos encontraron cambios en las áreas de sus cerebros relacionados con las emociones y el estado de ánimo. El miso, el kimchi, el kombucha, el kéfir y el tempeh también son buenas fuentes de probióticos.

3. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son ricas en triptófano, un aminoácido que el cuerpo utiliza para crear la serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo. Las semillas de girasol también tienen un alto contenido de triptófano, al igual que la soja, las sardinas, el salmón, el pollo y el tofu. Espolvoree las semillas encima de la sopa de zanahoria para hacer un crujido.

4. Lentejas

Un tazón pequeño de lentejas proporcionará la mayoría de las cantidades diarias recomendadas de folato, un nutriente esencial para mejorar el estado de ánimo. Existe un fuerte vínculo entre la depresión y los niveles bajos de folato. El folato también ayuda con la síntesis de serotonina. Los frijoles en general son una buena fuente de folato, al igual que el aguacate, los cítricos y los espárragos.

5. Verdes frondosos

El magnesio es esencial para las reacciones bioquímicas en el cerebro que aumentan los niveles de energía. Como era de esperar, la mayoría de los estadounidenses obtienen muy poco magnesio en la dieta. La próxima vez que necesites poner un poco de energía en tus pasos, intenta saltarte el Red Bull y comer algunas hojas verdes ricas en magnesio. La espinaca cruda tiene uno de los niveles más altos de magnesio; La acelga y la col rizada suiza también son buenas fuentes, como en esta col rizada, batata y ensalada de remolacha. Y estas verduras de hojas verdes oscuras también tienen un alto contenido de folato que aumenta el estado de ánimo.